COLUMBIA, S.C. — Las escuelas de Carolina del Sur permanecerán cerradas por el resto del año escolar académico, anunció el gobernador y la superintendente de educación el miércoles.

El gobernador de Carolina del Sur Henry McMaster y la Superintendente de Educación Molly Spearman emitieron un comunicado en una conferencia de prensa, poniendo fin a la especulación de padres, estudiantes, maestros y personal sobre si las clases se reanudarían.

"Gracias por tomar esta difícil decisión, pero tomó la decisión correcta", dijo Spearman al gobernador. "En esta pandemia, hemos podido llevar a cabo una muy buena instrucción. Nuestros edificios no se abrirán durante el resto del año, pero la instrucción continuará".

La instrucción en línea continuará hasta el final regular del año escolar, que es a fines de mayo para algunos, pero a principios de junio para la mayoría.

McMaster les dio a los distritos la flexibilidad para los estudiantes que necesitan instrucción de necesidades especiales y para algunos programas de escuelas de verano. También alentó a los distritos a encontrar una manera de tener algún tipo de programa de graduación en el futuro.

Spearman dijo que durante las últimas dos semanas del año escolar, habrá oportunidades para que algunas personas cierren el año, incluyendo recoger y dejar materiales. Incluso dijo que puede haber una manera de tener reuniones individuales de padres y maestros, si se usa un buen distanciamiento social.

Ella dijo que a los estudiantes se les permitiría ir al siguiente grado, pero que tendría que haber discusiones con los maestros sobre los estudiantes que estaban al margen de avanzar.

Spearman creará un grupo de trabajo para determinar cómo puede reabrir la escuela en agosto. "Nos encantaría, y eso es lo que funcionará", dijo. "Pero cómo podemos hacerlo de manera segura".

Ella dijo que puede haber "cambios significativos" en el día escolar regular, particularmente el distanciamiento social, y para eso trabajará el grupo de trabajo.

"Saldremos de esto más fuertes", dijo.

Spearman dijo que la Ley federal CARES podría ayudar a cubrir algunos de los costos de reapertura, incluida la limpieza del edificio.

En cuanto a la retención de maestros y despidos, dijo que no veía ninguno por ahora, pero eso dependería de lo que haga la legislatura estatal para ayudar y de cómo se ve el ingreso fiscal. Pero ella dijo que el objetivo sería retener a todos para la instrucción.

RELATED: El gobernador de Carolina del Sur espera que la economía esté 'zumbando' a fines de Junio

RELATED: Columbia extiende el toque de queda en toda la ciudad en respuesta a la amenaza de coronavirus

Tanto McMaster como Spearman no estaban seguros de cuál será el estado de los deportes y dijeron que tendrá que ser evaluado en las próximas semanas y meses.

McMaster primero suspendió la escuela el 15 de marzo para detener la propagación del coronavirus. Luego extendió el cierre hasta el 30 de abril.

El departamento de educación del estado realizó una encuesta con los superintendentes locales la semana pasada, que encontró que el 65 por ciento de ellos dijo que si se les daba la opción preferirían permanecer cerrados por el resto del año. WLTX contactó a algunos distritos que nos dijeron que no sentían que fuera posible mantener el distanciamiento social en los autobuses escolares y en la mayoría de las aulas.

RELATED: Lo que necesitas saber sobre el coronavirus

RELATED: Dado que las escuelas estarán cerradas, así es como los distritos planean alimentar a los estudiantes

RELATED: Hechos no Miedo | Que necesitas saber sobre el brote de COVID-19

Spearman y McMaster mencionaron lo desafiante que ha sido esta vez, pero estaban impresionados con la forma en que los maestros, padres y estudiantes se unieron para enfrentar los desafíos.

Ella admitió que hubo algunos estudiantes que tuvieron dificultades para aprendizaje a distancia debido a la brecha digital, lo que significa que las personas que no tienen acceso a computadoras o Internet de alta velocidad.

Spearman destacó el hecho de que hasta el momento se habían entregado 5 millones de comidas, y agradeció a los trabajadores de la cafetería, a los conductores de autobuses, a los maestros y al personal que ayudaron en ese esfuerzo.